Carlitos Lunghi Site
                   NAVONA - 

                   Domiciano  entre los años 81-96, fue el primero en hacerse tallar un obe-
                   lisco para erigirlo en su capital.
                   Ordenó su talla y extracción de las canteras de Asuan y su erección delan-
                   te del templo del Iseo que había hecho construir en los Campos de Marte.
                   En  los  textos jeroglíficos  grabados  en sus cuatro caras se hizo nombrar
                   con los títulos de los faraones.
                   No se sabe donde estuvo ubicado originariamente, sin embargo en el siglo
                   4, Maximo lo coloco en el circo en memoria de su hijo Romulo, en la Via
                   Apia, cerca de la tumba de Cecilia Metella.
                   El obelisco de Domiciano  de  17,60 metros,  fue  hallado  roto  en  cinco
                   fragmentos en el circo de Rómulo  por  Poggio,  Mercati  sugirio al  Papa
                   Sixto V su re ereccion delante de la basilica de San Sebastian.
                   Pero recien bajo el  pontificado  de  Inocencio  X (Pamphilj),  en 1651 se
                   encargo a Bernini su  restauración  y  erección  en  la  plaza de Navona, o
                   "Circo Agonale" donde se encuentra actualmente.
                    Algunos fragmentos no fueron encontrados por lo cual fueron   reempla-
                    zados, estos fragmentos fueron encontrados con posterioridad y  se  en-
                    cuentran en el Museo Egipcio del Vaticano.
                    El circo era  ocupado  por  30.000  espectadores.  El  estadio  tiene  tres
                    magnificas fuentes. Las de los costados las fuentes del Moro y Neptuno.
                    La del centro donde fue  eregido  el obelisco, es  la fuente de Los Cuatro
                    Rios de Bernini, diseñada por el, y adornado por 4 figuras alegoricas que
                    representan  los  rios mas importantes de las 4 regiones del mundo cono-
                    cidos por esas epocas: el Danubio (Europa), el Nilo (Africa), el    Ganges
                    (Asia) y la Rio de la Plata (America).
                    En frente a ella se encuentra la iglesia de Sant Agnese en  Agone comen-
                    zada por Girolamo y Carlo Rainaldi y  acabada  por   Borromini, el  cual
                    diseño la fachada de la iglesia curvada hacia adentro de modo que la bo-
                    veda hubiera mirado del cuadrado mucho mas avanzado que su posicion
                    real, es por eso que se dice que Bernini imitando a su rival coloco una de
                    las dos figuras que miran hacia frente de la iglesia, la Rio de la Plata, con
                    una mano levantada como si se protejiera  a si misma  contra  el  edificio
                    probablemente para caer; esto por supuesto es solamente una leyenda.
                    Los seguidores  de  Borromini criticaron la fuente y dijeron de hecho que
                    se derrumbaria conjuntamente con el obelisco (realmente, la pieza central
                    de la fuente  es  hueca); por  lo  tanto  Bernini, durante  una noche, tenia
                    cuatro  cadenas  finas  atadas  al  obelisco  como  proteccion  falsa,  para
                    embromar a sus rivales una vez mas.


F. Borromini, dibujo para Plaza Navona

Athanasius Kircher, su interpretacion de los jeroglificos



Vistas actuales del obelisco de Plaza Navona - Roma, Italia.

Detalle de los jeroglificos egipcios imitados por los romanos
posteriormente, debido a reconstrucciones por la perdida de fragmentos

volver a
La pagina de los Obeliscos Egipcios