Carlitos Lunghi Site

FAYUM

            El obelisco fue colocado por JEPERKARA-SENUSERT,  Dinastia  XII,
            en Abgig o Begig ( región de Fayum ),  una localidad  situada a  3 km. al
            S.E. de Medinet el-Fayum.
            La  expedición   napoleonica   ya  lo  vio  y  asi   queda  recogido  en  su
            Description  de l'Egypte ( ver imagen adjunta ).  Posteriormente Lepsius
            y  Wilkinson  en el año  1827  copiaron parte de sus inscripciones: era la
            epoca en la que se iban recogiendo todo tipo de testimonios  de  la escri-
            tura jeroglífica apenas descifrada para echar las bases  de  la  econstruc-
            cion histórica.
            John  Gardner Wilkinson, comunico  sus  descubrimientos  al  anticuario
            William Gell, haciéndole observar que sus  vagabundeos  por  el desierto
            no eran una pérdida de tiempo;  de  hecho  interpretó  correctamente  el
            nombre de su autor JEPERKARA-SENUSERT.
            El monumento yacía  derrumbado  en  medio  del campo cultivado y sin
            relación con ninguna  estructura  circundante, como  señaló Mohammed
            Effendi Shaaban, el último encargado,  en  1925, de  llevar  a  cabo  una
            inspección ocular de la zona.
            Posteriormente fué trasladado como monumento decorativo a la entrada
            del oasis del Fayum, en el lugar original, cuatro losas  de piedra calcarea
            componían una base cuadrada  de 3,6 metros  de lado, para un monolito
            de granito ( partido ahora  en dos troncos ) de 12,90 metros de alto, que
            se estrechaba hacia arriba y de 2,30 a 1,40 de lado.
            La parte  superior es redondeada y aparece cortada en el centro por una
            cavidad rectangular para  sostener su coronamiento; hay  que  excluir un
            piramidon ( como  en  los  obeliscos  propiamente  dichos ),  porque  no
            existen  comparaciones   para   este   sistema   de  ensamblaje.  Es  mas
            probable la hipotesis de una estatua, de metal quizá, de una  imagen  di-
            vina o de un emblema.
            Shaaban buscó en vano los restos y también  se ha  intentado  hallar  un
            posible paralelo en las representaciones de la  primitiva capilla de Shedet
            ( la capilla faraónica de Fayum ) consagrada  al  dios  principal,  el coco-
            drilo Sobek.  Esta capilla esta representada con una  cubierta  en  arco y
            rematada  por  un bucraneo ( cabeza de buey o antilope )  que  hay  que
            entender como simbolo protector o como  punto de  referencia  para  las
            ofrendas al dios.
            Los lados del monolito, que en  conjunto puede  configurarse  como una
            altísima ESTELA, están inscritos, a excepción  de  la cara posterior, con
            el título del ofrendante.  En la  cara anterior  se reserva  una  decoración
            más compleja: en cinco recuadros, divididos en dos mitades, el soberano
            se halla ante dos divinidades del Bajo y del Alto Egipto ( y la corona por
            consiguiente, es la roja y la blanca ) y unas divinidades creadoras.
            Los restos de la inscripción final permiten interpretar  que  se  trata de la
            celebración de la apertura del Fayum, operación que remite a la creación
            originaria que es deber del rey proseguir y renovar.


Imagen de la expedicion napoleonica recogida en su Description de l'Egypte

Vista actual del obelisco de Fayum, Egipto

volver a
La pagina de los Obeliscos Egipcios